de esa esponja a una hoja bien sólida de acero hay un largo camino aún por recorrer
Eliminando la escoria en el martinete