27. ene., 2016

Ookami tsuba

Cuando los lobos caminaban por Japón…

Resulta que hace unos meses se acercó un cliente solicitándonos una Katana Ookami.
Hasta ese entonces, no teníamos ni idea que Ookami significaba lobo.
Luego de mucho investigar, encontramos que a diferencia de los lobos de occidentes emparentados con devorar gente, horribles hombres lobos, lobizones y caperucita roja, los lobos orientales son asociados folclóricamente según una creencia shinto como mensajeros de la diosa de la montaña, Yama no kami, quién al parecer entre otras cosas se ocupa de vigilar y controlar los fuegos que se producen en la montaña. 

Por lo tanto Ookami es una figura relacionada con la sabiduría y la protección tanto de la naturaleza como del ser humano.
Lo lamentable es que de las dos razas de Ookami que caminaron or el suelo del antiguo imperio del sol naciente, ninguna ha llegado hasta nuestros días… El último lobo fue extinguido por el humano en 1903.

Usualmente, realizamos nuestras Tsubas sukashi en base a ornamentaciones y modelos japoneses tradicionales, pero el caso es que no encontramos muchas Tsubas relacionadas con Ookami. Razón por la cuál, luego de conversar con el cliente, decidimos solicitarle autorización para proponerle un modelo de Tsuba Ookami.

Inicialmente realizamos una simulación en Photoshop, para que el sukashi sea real (no sea que al calar, se caiga todo un trozo de tsuba al quedar sin soportes)

Y luego una vez aprobada por el destinatario, realizamos la Tsuba en hierro forjado. Primero le dimos forma, luego realizamos el Mimi (reborde forjado) y finalmente calamos el sukashi.
Así que luego de toda esta historia, hicimos una Tsuba no muy tradicional, pero a gusto del cliente: Tetsu (hierro) Tsuba Ookami, con Kage-sukashi (calado), Maru Gata (redonda), Uchikaesi Mimi (con reborde).